Imagen cortesía de:cdn.ellitoral.com.ar

Si usted tiene la condición de la piel psoriasis, existe la posibilidad de que también podría desarrollar artritis psoriásica. Hasta el 30% de los pacientes con psoriasis eventualmente desarrollará artritis psoriásica, que causa dolor, hinchazón y rigidez en las articulaciones. La afección suele aparecer entre las edades de 30 y 50 (aunque también puede comenzar en la infancia), y tanto los hombres como las mujeres están igualmente en riesgo.

Lo que debes saber

Tanto la psoriasis como la artritis psoriásica, son enfermedades autoinmunes, lo que significa que aparecen cuando tu sistema inmunológico ataca tu cuerpo, provocando inflamación. En el caso de la psoriasis, el ataque del sistema inmunitario afecta a la piel, dando lugar a parches de color rojo, blanco o plateado.

Con la artritis psoriásica, el sistema inmunitario ataca las articulaciones, generalmente en los dedos de las manos, dedos de los pies, tobillos, rodillas, muñecas o incluso el cuello y la columna vertebral.

Muchos síntomas de la artritis psoriásica son similares a los de otras formas de artritis, lo que puede hacer la condición difícil de diagnosticar. Al igual que la osteoartritis, la artritis psoriásica puede causar articulaciones dolorosas. Pero el dolor de la osteoartritis es generalmente el resultado del cartílago en las juntas que desgastan cuando se frotan uno contra el otro. La artritis psoriásica es causada por la inflamación en y alrededor de la articulación y se confunde a veces con la artritis reumatoide, otra enfermedad autoinmune con síntomas similares.

Como mejorar un poco la situación

La artritis psoriásica leve puede beneficiarse de cambios simples en el estilo de vida (por ejemplo, ejercicio moderado) y fármacos antiinflamatorios no esteroideos de venta libre (AINE), como el ibuprofeno (Mortrin y Advil) y el naproxeno (Aleve). Los casos más graves suelen requerir fármacos más fuertes, como fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (DMARD) y terapia biológica.

El Dr. McKown explica que algunos estudios han demostrado que el control de la inflamación en la artritis reumatoide ayuda a una persona a vivir más tiempo y con menos eventos cardíacos y esto podría ofrecer esperanza para los pacientes con artritis psoriásica.

“No sabemos todavía si este es el caso de la artritis psoriásica, pero tiene sentido”, explico el Dr.

Dejar respuesta